REFLEXIÓN DE LA CLASE DEL MARTES 3 DE MARZO- PRESENTACIONES ORALES

El pasado martes  3 de marzo se iniciaron las presentaciones orales del libro Información literacy instruction: Theory and practice . La primera exposición estuvo a cargo de Carlos (capítulo 7 Alfabetización informacional), le siguió Migdalia (capítulo 8: selección de modos de instrucción),  continuó Marielys ( capítulo 9:  Menú de instrucción) y luego Zoraida (capítulo 12:  evaluación de los programas de destrezas de información).

En  esta oportunidad haré referencia a los capítulos siete y ocho.  De las exposiciones realizadas por Carlos y Migdalia se desprende las siguientes consideraciones: La alfabetización en información es un proceso que se inicia reconociendo su importancia en el proceso de aprendizaje del estudiante y de cualquier otro usuario. Como parte de ese proceso lo primero  que se debe realizar es identificar las necesidades de información para luego plantear, seleccionar y desarrollar un diseño especial para cada grupo de usuario.  Esta planificación implica saber qué es lo que necesita el estudiante  con el propósito de trazar objetivos y metas del programa,  los cuales a su vez deben describir  qué se debe esperar  del estudiante al finalizar la alfabetización. Conocer la política administrativa y de información de la institución también es importante en esta etapa.

 Luego de diagnosticar las necesidades de información  se debe seleccionar los modos o diseños instruccionales en información. Previo  a la selección es importante conocer  la audiencia (edad, nivel educativo, etc.) a la que se quiere impactar, además considerar el costo y presupuesto, facilidades, limitaciones, etc. En esta etapa es importante conocer los estilos de aprendizaje para establecer las metas y objetivos, y además plantear la metodología para desarrollar los modos o diseños instruccionales.  Como señaló la profesora no se puede orientar  y educar a todos los usuarios bajo un mismo parámetro, no se puede asumir que determinados usuarios saben más que otros, es importante conocer hasta dónde llegan sus conocimientos en procesos de enseñanza-aprendizaje.

Por su parte, Marielys expuso los modelos de instrucción que contiene el capítulo 9.  Existen varios modelos, pero explicó los más comunes: las presentaciones en Power point, los “Computer Assisted Instruction”, los “word books”,  los tutoriales y los “Course Integrated”.  Mencionó los “pro” y los “contra” de cada uno de estos modelos.  Entre las ventajas, por ejemplo, comentó que pueden ser adaptados a cualquier nivel, pero una de las dificultades que indicó fue el problema del tiempo que se tiene la preparación y el proceso mismo de búsqueda de información.   Existe un universo de alternativas para la enseñanza.  Todo esta en escoger el mejor modelo para el momento especifico como bien mencionó Marielys. Siempre hay una técnica que va a ayudar al estudiante.

Igualmente menciona que hay que establecer metas y objetivos y preparar pre y post pruebas para establecer como están y como salieron los estudiantes antes y después de utilizar el método.  

Zoraida (capítulo 12: evaluación de los programas de destrezas de información). 

Cómo sabemos que los estudiantes aprendieron, ¿fue efectiva la enseñanza? ¿se cumplió con las metas y objetivos? Al respecto, Zoraida explicó los significados de  avalúo Formativo que es la retroalimentación que hace el instructor en el momento,  y el avalúo Sumativo que es  el total de todas las metas

Se define lo que es el avalúo, la evaluación y la revisión que es la toma de decisiones basándose en los resultados.  Entre los beneficios de este ejercicio están las siguientes: aumentar la confianza del usuario, fomentar la investigación,  debe ocurrir en conjunto con las metas y objetivos del programa. 

Esto aumenta la credibilidad del programa y los administradores pueden decidir el futuro del programa como evidencia de lo que se lleva acabo.  También presentó ejemplos de artículos de jornales donde se corrobora lo que entendió (si algo) el estudiante y algunas preguntas que se hicieron en ellos.  También se corrobora que la confianza de los estudiantes aumentó con estos métodos.   Ambos trabajo cubrieron el ámbito de manera concisa. 

Fredy reseñó capítulo  7 y 8

Carlos reseñó capítulo 9 y 12

 

 

 

4 Responses

  1. Aunque lamentablemente no pude estar presente en los informes orales de estos capítulos, por lo cual pido mis excusas, el resumen de los compañeros Freddy y Carlos me sirvió para ubicarme dentro de lo discutido en cada capítulo. El capítulo XI, abunda un poco más sobre los modelos de los que posiblemente habló Mariely y nos da unos “tips” para elaborar material educativo para nuestros centros de información.

  2. Con respecto a la reflexión de Fredy, acerca de la presentación de Carlos y Migdalia sobre alfabetización informacional, apoyo de que lo primero que se tiene que hacer es identificar las necesidades de los usuarios, sí conocemos bien estas necesidades se realizará un trabajo más específico, algo dirigido especialmente a ellos, pero se tiene que considerar también la política de la institución y los recursos.
    Referente a la presentación de Mariely, deseo rescatar el papel del profesional de la información, en su rol de usuario de las nuevas tecnologías y en la presentación de Zoraida, destacar la importancia de evaluación y avalúo, que parecieran lo mismo pero no es así.

  3. Es cierto Balbina, es de suma importancia hacer un estudio de usuarios antes de comenzar a planificar desarrollar una destreza de información. La audiencia a quien se va a servir es el punto más importante. La audiencia es quien va a determinar lo que se va a desarrollar, cuando, donde y el porqué. (Carlos)
    De esta manera los distintos modos instrucionales nos sirven de posibles herramientas para otorgar las destrezas de información (Marielys). Por último, y no menos importante es el tema del avalúo que expusiera Zoraida, el avalúo nos da la retroalimentación que nos permite saber si los estudiantes aprendieron o necesitan más información. Ya sea, avalúo formativo o sumativo.

    • Gracias Migdalia por las aportaciones. Estoy de acuerdo contigo y Zoraida en que la mejor manera de saber si hemos cumplido con nuestra misión de enseñanza es a través de los procesos de avalúo. Además, es recomendable realizar un estudio de usuarios antes de iniciar un proyecto de instrucción de destrezas de información; pues nos aportará información que nos ayudará en la elaboración de los módulos instruccionales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: